Artículos

Edición Especial de Navidad

Mi reflexión personal de esta semana, la llegada de la noche más especial Nochebuena y el día más hermoso Navidad a nuestras vidas, hoy celebramos una noche muy especial Nochebuena que como ya hemos dicho es la conmemoración del nacimiento de Jesús, es la razón principal de la Navidad, y Jesús quiere esta noche disponer de nuestros corazones, si de verdad queremos que llegue la Navidad a nuestros hogares, aprendamos a perdonar, sé que no es tan fácil como se dice, yo misma en algunas ocasiones he hecho un gran esfuerzo, lo primero es que hay que empezar por perdonarnos a nosotros mismos por no responder al ideal de lo que deberíamos ser, perdonar implica aceptación de uno y del otro, y desprenderse del dolor, del resentimiento, de la venganza, es el acto de perdonar uno de los más importante para celebrar la Navidad, el perdón es un compromiso personal de sentirte bien consigo mismo y con Dios. Les sugiero que pongan música suave haciendo una lista de las personas que necesitan perdonar, empezando por uno mism@, perdonémosnos por todos nuestros errores, y recordemos que cada error es una lección de vida para crecer, y luego simplemente enviemos perdón a todos, finalmente es necesario quemar la nota que hemos hecho para que con ella se sanen nuestras heridas y nos liberemos de todo lo que nos impide la llegada a nuestro corazón de la Navidad.

La Navidad es tiempo de restauración

Mi reflexión personal de esta semana, la Navidad es tiempo de restauración, las ruinas son el camino a la transformación, soy amante del cine sobre todo de las películas sobre historias reales, y hay una película que he visto varias veces y siempre encuentro en ella alguna señal o aprendizaje para la vida y que me parece interesante compartir en este tiempo de Navidad con ustedes y que indico a continuación:

“Ríndete y aleja los pensamientos negativos alimenta tu mente y recuerda que Dios siempre envía una señal, envía luz y amor a todos y recibirás más luz y amor de lo que pueda imaginar tu mente, tienes que meditar y esforzarte cada mañana y elevar a Dios tus oraciones algo va a cambiar. Dedícate a orar por otros imaginando en tus oraciones que son felices y perdonar primero, sin esperar que otros te perdonen, recordando que el dolor no durará para siempre en realidad nada durará para siempre ni la tristeza, ni el dolor y vuelve a creer en el amor y mantente en silencio mientras dejas a Dios obrar.

Se entusiasta, sociable y sonríe todo el tiempo. Dios vive dentro de cada uno de nosotros tal como somos, se auténtico eso se nota y se sincero primero y ante todo contigo mismo. No tienes que mostrarle nada a nadie se tú mismo, tu belleza es interior nunca lo olvides El equilibrio en la vida está en orar, ser menos egoísta y sonreír, no con la cara sino con el corazón y sobre todas las cosas da siempre lo mejor de ti, da de lo que tienes, no esperes a tener todo para dar, hasta un abrazo y una sonrisa pueden servir de mucho. Cuando decides ayudar a otros pareciera que el mundo completo decidiera ayudarte a ti. Y sobre todas las cosas no se puede tener miedo de volver amar, a veces hay que rendirse porque encontrar el equilibrio es lograr que los demás nos amen y nos acepten como somos quienes verdaderamente nos aman lo harán sin importar ni nuestro estatus, ni nuestro color, ni nuestras posesiones económicas. El amor cura.

Sigue sonriendo, sigue meditando y sigue amando, a veces hay que perder el equilibrio por amor ya que es parte de una vida equilibrada. La fuerza de la búsqueda si eres valiente para dejar atrás todo , salir de tu zona de seguridad para buscar la verdad y se aceptas todo y estás dispuesto a perdonar, la verdad se te presentará, crucemos para encontrar la verdad y el camino a la felicidad. Película Comer, Rezar y Amar.

La Vida es amor y seguimos con la planificación presupuestaria y los seguros

Mi reflexión personal de esta semana, La Vida es amor, recientemente hemos visto el fallecimiento trágico de personas que se encontraban llenas de vida y con muchos planes, observamos que nos aferramos a esta vida física cuando realmente debemos aferrarnos a la fe y a la vida espiritual, últimamente de manera personal no quiero suponer, no quiero dar por hecho nada, solo vivir cada día como si fuera mi mejor día, y que puedo hacer en mi mejor día?, dar lo mejor de mí, amar, y exhorto a todos que en vez de preocuparnos por el mañana vivamos el día de hoy, como el mejor de nuestros días, la vida es exactamente eso que nos va pasando mientras hacemos planes, la vida, la verdad, la luz y el camino a la felicidad se encuentra solo en nuestro interior y es un reflejo del amor a Dios y al prójimo.

Recibí un hermoso mensaje de la autoría del teólogo, pedagogo y filósofo alemán Berth Hellinger, que va tanto con la reflexión de hoy como con la época del año y que trancribo un fragmento final del mismo: “La vida te oculta los tesoros, hasta que emprendes el viaje, hasta que sales a buscarlos. En la vida encontrarás a Dios en todo y en todos. La vida te corta, te poda, te quita, te rompe, te desilusiona, te agrieta, te rompe…..hasta que solo en ti quede el Amor”. Berth Hellinger.