El rol de las madres en la educación y en la reflexión personal: la compasión es un actor de amor a Dios

Mi reflexión personal de esta semana, la compasión es un acto de amor a Dios, en nuestro camino casi siempre detrás de cada situación de nuestras vidas, hay una mano compasiva.

Les exhorto hacer una lista de acciones compasivas que debemos realizar en esta semana, acciones simples como decir buenos días, gracias, a la orden, Dios te bendiga, que bueno verte, son simples acciones que todos podemos realizar en nuestro día a día. Ser gentil con uno mismo y con los demás, nunca abandonemos la esperanza, sentir y saberse amado, aprendiendo a disfrutar de las bendiciones del amor de Dios a través de personas que nos envía para aliviar toda tristeza y todo dolor.