Hacer ejercicios eficaz para nuestra salud mental y en nuestra reflexión personal dejando huellas que inspiren porque el momento es ahora

Mi reflexión personal de esta semana, dejando huellas que inspiren porque el momento es ahora, va dirigida al agradecimiento, estoy sumamente feliz, emocionada y agradecida de esta bendición de Dios de que se dedicara la quincuagésima tercera Convención Nacional de la JCI República Dominicana y a la vez la primera en la historia en formato virtual y no desde un hotel como era la costumbre antes del coronavirus sino desde los salones de eventos zoom de la JCI República Dominicana a mi persona conjuntamente con la Senadora Delgis Díaz. Quiero agradecer el magnífico trabajo, esmero, esfuerzo y dedicación de la JCI República Dominicana, el Comité Organizador de la Convención y que es también mí organización local JCI Femenina Santo Domingo, Inc., me siento muy orgullosa de pertenecer a este grupo distinguído de mujeres valientes que asumieron este evento sin precedentes de la primera convención virtual, que nos permitió innovar en medio de una Pandemia.

Gracias del alma a nuestra Presidenta Nacional Glendalys Alcántara, a la Directora de la Convención Niurka García, a la Subdirectora Mercedes Alberto y a todo el comité organizador por tanta pasión y esmero cuidando todos los detalles.Y como dije en mis palabras de apertura el mundo aunque se detuvo unos meses tiene que continuar, la vida, nuestros planes tienen que continuar, y ahora más pasión que nunca como han sido los proyectos que realizamos en JCI y como es el enfoque de nuestras vidas, e incentivar el desarrollo económico de las personas en las diferentes comunidades, logrando mejorar su calidad de vida y preservando el medio ambiente y las buenas prácticas ciudadanas para la conservación de nuestro planeta.

La esperanza nunca se puede perder, es la que nos motiva alcanzar nuestros más anhelados sueños, venciendo los obstáculos, hasta subir a lo más alto de la montaña, superar el coronavirus, reponernos de las pérdidas y encontrarnos con lo mejor de nosotros mismos, dejando huellas que inspiren porque el momento es ahora.

Los tres pilares básicos de la felicidad y en nuestra reflexión personal sobre toda situación intenta ser feliz

Mi reflexión personal de esta semana, sobre toda situación intenta siempre ser feliz, esta semana leí un proverbio de la India, indica que sobre todas las cosas intenta siempre ser feliz, esto no significa que en todo momento tendremos todo bajo control sino que sin importar las circunstancias seamos siempre personas que reflejan un estado de felicidad, y todos los estudios coinciden que el primer elemento para ser feliz es la gratitud.

Las personas que cultivan su felicidad, tienden a dar, y no necesariamente recursos económicos, sino que tienden a dar tiempo, amor, alegría y buscan que su entorno reciba también todo lo que van cultivando en su interior, haciendo ese equilibrio tan importante que es necesario lograr, transferir a los demás eso que nos hace felices, que se llama comunicar, la comunicación es vital para cultivar la felicidad, como lo es también confiar en que lo que estamos haciendo nos hace felices, la confianza es parte de los elementos básicos de la felicidad.

Cuando logramos ese equilibrio entre nuestra felicidad personal y la felicidad que compartimos con nuestro entorno, estos dos factores van a influir poderosamente en nuestra salud, les exhorto a que esta semana dediquen tiempo en revisar como pueden invertir tiempo en su felicidad. Recuerden la mejor inversión que podemos hacer es en nuestra propia felicidad, pues es lo único que depende de nosotros mismos y al final la única persona que nos va acompañar hasta el final de nuestras vidas somos nosotros mismos. Durante años buscamos fuera lo que realidad está dentro de nosotros mismos, la felicidad es interior, la parte de fuera es solo un reflejo de nuestra felicidad interna, la Biblia dice que no busquemos fuera sino dentro de nosotros el amor a Dios