Artículos

Revisando nuestras metas 2020

Mi reflexión personal de esta semana, tiene que ver con la esperanza, muchas veces en nuestras vidas algunos sucesos que no podemos controlar nos turban, provocando en nosotros el desánimo y el miedo, y nos olvidamos que Dios es el capitán que dirige el timón de nuestras vidas y tiene todo bajo su control, le exhorto a que no desesperemos, ni permitamos que la melancolía, la derrota, la tristeza, marchiten nuestro corazón, porque si nuestro corazón se debilita, no podremos recibir todas las bendiciones que vienen envueltas en cada una de nuestras situaciones, hoy les animo a que confíen en Dios y que todos los métodos que utiliza con nosotros son infinitamente sabios y al final todo obra para bien.

Edición especial por el día de las madres

En mi reflexión personal, quiero compartir un acróstico sobre el significado de una MADRE:
Majestuosa
Amorosa
Dedicada
Resplandeciente y siempre risueña
Ejemplar y especial

Eso es una madre y mucho más. Una amiga siempre fiel, un amor incondicional para toda la vida, un apoyo y un sostén, están siempre a nuestro lado en todo momento, en las buenas y en las malas, les pido hoy a todos a que le expresemos a nuestros madres ahora que la tenemos lo maravillosa que son y darle gracias a Dios por este maravilloso regalo de nuestras madres, sin aun no lo han hecho, que esperan para decirle ahora lo especial que es para ustedes. El amor de madre es sin igual e incomparable, solo el amor de Dios es superior al amor de una madre.

De esta manera concluimos con el seriado especial por el mes de las Madres, la próxima semana iniciamos con otro interesante seriado del mes de junio, que espero les encante.

Continuando con la edición especial: madres felices, hijos felices

En nuestra reflexión personal de esta semana, Dios nos cuida en todo momento. Y asi lo comprobé personalmente el pasado viernes cuando fui objeto del despojo de mi cartera por parte de un motorist en pleno centro de la ciudad.

Quiero aprovechar para agradecer a todas las personas que me han escrito o llamado y sus palabras y mensajes de solidaridad, estoy eternamente agradecida.

Aún en los momentos difíciles Dios está pendiente de sus hijos y les envía ángeles como los que me envoi el pasado viernes que hicieron posible que este momento difícil lo pudiera atravesar. Les exhorto a confiar en Dios en todo momento.