Artículos

Edición del mes de las madres y en nuestra reflexión la oración es la mejor arma en este tiempo de cuarentena

Mi reflexión personal de esta semana, la oración es un acto de fe y es la mejor arma en este tiempo de cuarentena, leyendo el libro de meditación diaria Manantiales en el Desierto, la lectura precisamente de hoy dice que empezamos a orar por algo, hacemos peticiones por un día, una semana y un mes y sino recibimos la respuesta que queremos de inmediato, entonces desmayamos y cesamos de orar, así es como muchas veces empezamos múltiples actividades y siempre las dejamos inconclusas, les exhorto a orar hasta que la respuesta por lo que están orando sea recibida o hasta que tengan la certeza y seguridad de que Dios responderá. Porque la oración es un acto de fe y la fe produce paciencia. Oremos todos a la espera de la respuesta de Dios a muestras peticiones de eliminar esta pandemia, y tengo la certeza de que la respuestas de Dios ya viene de camino.

La generosidad como virtud humana y en nuestra reflexión personal practica la generosidad en este tiempo de cuarentena

Mi reflexión personal de esta semana, en este tiempo de cuarentena, practica la generosidad, una buena manera de lograrlo en este tiempo difícil es a través de donar recursos a una organización sin fines de lucros, apoyar a los hogares para ancianos, los orfanatos, colaborar con las necesidades de las personas de una comunidad ya sea con alimentos o artículos de limpieza, hay muchas cosas que podemos hacer, pues cuando Dios ve un corazón desinteresado, y poco apegado a lo material, generalmente sin buscarlo logra su recompensa, nunca demos nada por obligación, y tampoco esperando recibirlo, pero si nos acogemos a este principio verán que Dios se place en multiplicar nuestros bienes para que sigamos ayudando a otros y porque no, también lograr la estabilidad financiera, mediante la organización personal, por alguna causa divina todo lo que damos regresa a nosotros, por eso les exhorto a que sigan dando no solo lo material sino lo mejor de cada uno de ustedes.

El legado y en nuestra reflexión por fe seguir el camino que Dios indique en este momento mundial tan difícil

Mi reflexión personal de esta semana, por fe seguir el camino que Dios indique en este momento mundial tan difícil. Hay momentos en la vida que con lo único que contamos es con la Fe en Dios, y yo en este momento siento que muy oportuno este mensaje, es el mensaje de hoy de un libro que suelo leer en las mañanas Manantiales en el Desierto, y que indico a continuación: “a veces no sabes que nuevo rumbo tendremos en planes que teníamos, metas y sueños que se desvanecen, sin embargo la lectura de hoy indica que tienes que romper todos tus planes y emprender una Aventura de fe con Dios. Dios nos llevará por un sendero sin pisar. El nos llevará por un camino que jamás podrías soñar y que tus ojos puedan ver. A veces solo nos queda arrojarnos a los brazos de Dios y cuando las pruebas lleguen diremos, lo que dice el autor: “esperaré para ver el bien que Dios va hacerme por medio de ella, con la certeza de que El lo hará” En momentos en que nuestra Fe es quebrantada les exhorto a recordar que si Dios lo ha prometido, confiemos en su palabra que El tiene el poder para hacer realidad cada una de sus promesas”.