Artículos

La verdadera belleza y poder de una mujer está en su alma, final seriado del mes de marzo

Mi reflexión personal de esta semana, la verdadera belleza y el poder de una mujer está en su alma, todo el poder de una mujer está en su alma, ni siquiera en su cuerpo ni en sus capacidades intelectuales y el alma se alimenta solo de amor. El principio del amor inicia con el amor propio, pore eso es importante, mimarse, cuidarse, comer sano, descansar, mover nuestro cuerpo así como estimular buenos pensamientos, reunirnos con personas positivas que nos ayuden a desarrollar nuestras ideas creativas y convertirlas en posibles y brillantes. Les exhorto a todas las mujeres a cultivar nuestro amor propio y encontraremos todo el potencial que tenemos dentro que nos hará brillar con luz propia sin necesidad de opacar la luz de otros.

Detrás de una gran mujer hay un grupo de personas que la motivan a lograr sus sueños,

Mi reflexión personal de esta semana, Detrás de una gran mujer hay un grupo de personas que la motivan a lograr sus sueños, el éxito es imposible lograrlo solo, detrás de las grandes mujeres que conocemos siempre hay una considerable cantidad de personas involucradas en sus proyectos, que le orientan, movitan y le permiten brillar con luz propia. Les exhorto a convertirse y ser parte de las mujeres y sus sueños, ayudarlas en esta experiencia maravillosa que se llama Vida. Apoyarnos primero las mujeres mismas, a veces las mujeres en vez de ser aliadas se convierten en competencia, sin embargo nosotras las mujeres cada una con sus cualidades y virtudes podemos lograr nuestras metas y brillar sin opacar la luz de otras. Asimismo los hombres ayuden a las mujeres que forman parte de sus vidas a lograr sus sueños, recordando que el hombre y la mujer se complementan, que la misma Biblia así lo dice el hombre es la cabeza del hogar aunque ahora mismo las mujeres tenemos muchos compromisos y responsabilidades más si nos preguntan todas deseamos y anhelamos tener un compañero de vida, que nos proteja, nos guíe en el camino al éxito o al logro de nuestros sueños y que nos inspire y nos motive a continuar.

Mujeres de Fe

Nuestra reflexión personal de esta semana, Mujeres de Fe, leyendo sobre mujeres de la Biblia, y uno de esas mujeres es Ana la madre de Samuel. Ana no había tenido una vida fácil y adicional no podía ser madre, más fue perseverante en la oración constante, y a su tiempo aquella mujer que había sido considerada estéril, que tenía una gran tristeza en su corazón pudo ver la respuesta de Dios a sus oraciones, concibiendo un hijo a su tiempo, en el tiempo de Dios, a quien llamó Samuel que significa se lo he pedido a Dios. Hoy yo les exhorto a todas las mujeres a no desistir de la oración aunque no vean respuestas de inmediato, les recuerdo que Dios está trabajando y que para El, mil años es como un día, y un día es como mil años, por más difícil que se vea todo, persistamos con fe y sin cesar en la oración que si no obtenemos resultados de inmediato, seguro recibiremos fortaleza para enfrentar todos los desafíos que hoy en día de manera más directa nos afectan a las mujeres que hemos tenido que asumir nuevos retos y responsabilidades que la sociedad nos ha impuesto.