Artículos

Disciplinas requeridas para potenciar nuestro desarrollo profesional: seriado del mes de junio

Mi reflexión personal de esta semana, tiene que ver con la esperanza, muchas veces en nuestras vidas algunos sucesos que no podemos controlar nos turban, provocando en nosotros el desánimo y el miedo, y nos olvidamos que Dios es el capitán que dirige el timón de nuestras vidas y tiene todo bajo su control, le exhorto a que no desesperemos, ni permitamos que la melancolía, la derrota, la tristeza, marchiten nuestro corazón, porque si nuestro corazón se debilita, no podremos recibir todas las bendiciones que vienen envueltas en cada una de nuestras situaciones, hoy les animo a que confíen en Dios y que todos los métodos que utiliza con nosotros son infinitamente sabios y al final todo obra para bien.

Edición super especial por el día de las Madres

En mi reflexión personal, quiero compartir un acróstico sobre el significado de una MADRE:

Majestuosa
Amorosa
Dedicada
Resplandeciente y siempre risueña
Ejemplar y especial

Eso es una madre y mucho más. Una amiga siempre fiel, un amor incondicional para toda la vida, un apoyo y un sostén, están siempre a nuestro lado en todo momento, en las buenas y en las malas, les pido hoy a todos a que le expresemos a nuestros madres ahora que la tenemos lo maravillosa que son y darle gracias a Dios por este maravilloso regalo de nuestros madres, sin aun no lo han hecho, que esperan para decirle ahora lo especial que es para ustedes. El amor de madre es sin igual e incomparable, solo el amor de Dios es superior al amor de una madre.

De esta manera concluimos con el seriado especial por el mes de las Madres, la próxima semana iniciamos con otro interesante seriado del mes de junio, que espero les encante.

El amor materno y en nuestra reflexión personal: Dios responde cuando hay Fe no cuando hay dudas

Mi reflexión personal de esta semana, Dios responde cuando hay Fe no cuando hay dudas, la semana pasada me preguntaba sobre algunas aflicciones que ocurren en nuestras vidas, dependiendo como asumamos la situación que se nos presente, cuando hemos librado una batalla y la ponemos en las manos del Señor nuestro Dios, a través de la fe eleva una vez más nuestras quebrantadas esperanzas y nos devuelve la confianza, la seguridad y la paz, porque Dios tiene el poder de deshacer un huracán, y anclarnos en puerto seguro. Recibí un hermoso mensaje en respuesta de autor anónimo que comparto: “Nuestra Fe no debe fundamentarse solo cuando recibimos una respuesta positiva de Dios, pues aunque no recibamos ninguna respuesta, deberíamos seguir teniendo una Fe fuerte en El. Cuando Dios no nos responde no es porque no pueda o no quiera, sino porque nos está educando para que sigamos confiando en El, a pesar de no recibir lo que le pedimos”.
Les exhorto a seguir confiando en Dios porque cuando Dios envié su respuesta entonces diremos valió la pena esperar. Dios responde cuando hay Fe, no cuando hay duda, muy pronto esa puerta que durante mucho tiempo hemos visto cerrada, eso que has estado esperando, muy pronto se abrirá esa puerta, muy pronto llegara aquello por lo que tanto has estado orando porque Dios ha visto nuestra Fe,