La inversión en nuestra propia felicidad y en nuestra reflexión personal las personas felices regalan amor y alegría

Mi reflexión personal de esta semana, las personas que cultivan su felicidad, tienden a dar amor y regalar alegría, Las personas que cultivan felicidad buscan que su entorno reciba también todo lo que van cultivando en su interior, hacienda ese equilibrio tan importante que es necesario lograr, transferir a los demás eso que nos hace felices, que se llama comunicar, la comunicación es vital para cultivar la felicidad, como lo es también confiar en que lo que estamos haciendo nos hace felices, la confianza es parte de los elementos básicos de la felicidad.

Cuando logramos ese equilibrio entre nuestra felicidad personal y la felicidad que compartimos con nuestro entorno, estos dos factores van influir,poderosamente en nuestra salud, les exhorto a que esta semana dediquen tiempo en revisar como pueden invertir tiempo en su felicidad. Recuerden la mejor inversión que podemos hacer es en nuestra propia felicidad, pues es lo único que depende de nosotros mismos y al final la única persona que nos va acompañar hasta el final somos nosotros mismos. Durante años buscamos fuera lo que realidad está dentro de nosotros mismos, la felicidad es interior, la parte de fuera es solo un reflejo de nuestra felicidad interna, la Biblia dice que no busquemos fuera sino dentro de nosotros el amor a Dios.

Concluyo esta reflexión con una frase de autor anómino:’’Y un día te encontrarás contigo, te amarás con locura, y no dejarás que nadie te manipule, te lastime, o te haga sufrir; y así serás feliz. Entonces, si alguien aparece para acompañarte en la vida, será apenas para compartir la felicidad que ya te pertenece. Y nada más que eso.”