Hoy por motivos del mes aniversario recordando una de nuestras primeras publicaciones del 2007 y en nuestra reflexión recordamos una publicación tan vigente hoy como lo es la amistad y las etiquetas

Mi reflexión personal es un recuerdo y es parte de nuestra reflexión de agosto del 20213 que fue una de nuestras primeras reflexiones en este formato, aquí les dejo la misma que sigue tan vigente como hace ocho años atrás.

A nosotros nos gusta elegir bien nuestras amistades y las personas con las que compartimos nuestras vidas; somos muy exigentes a la hora de seleccionar, nos fijarnos en el modo de ser, los gustos, las aficiones, las ideas religiosas, las opiniones políticas, el nivel económico y cuantas formas tengamos de etiquetar a las personas; son tantos y tantos los requisitos que cuando miramos alrededor, en realidad estamos prácticamente solos. Tenemos una facilidad para conocer lo que es “bueno” y “malo” lo «sano» y lo «enfermo» y qué poca confianza tenemos en el Señor y su Espíritu que habita dentro de nosotros.

Hacemos cosas para que los otros cambien, para que sean de una forma diferente, para que dejen de ser ellos y sean como nosotros queremos que sean. Y ahí empezamos a juzgarlo y olvidamos que Jesús no vino para los sanos sino para los enfermos, que acogió a los pecadores y no a los justos. Esto es lo que nos distingue de Jesús: el disfrutaba acogiendo y comiendo con los «males»: nosotros sufrimos tan solo de pensar en ellos. El comprendía: nosotros juzgamos. El quería a los demás, nosotros nos queremos solo a nosotros mismos o nuestro reducido círculo. EI estaba rodeado de todos, nosotros estamos solos. El estaba en la realidad nosotros en la quimera de nuestros pensamientos. Los verbos que utiliza el evangelio para describir las acciones de Jesús con los pecadores y descreídos son: llamar, comer, salir a buscar, invitar, acoger: esto es lo que en verdad produce el arrepentimiento. Y me pregunto y les pregunto estamos acogiendo, amando como Jesús nos enseñó?

Edición especial por el Día de la Amistad y el Amor y en la reflexión el motor que mueve el mundo es el amor

Mi reflexión personal de esta semana, el motor que mueve el mundo es el amor, de eso estoy convencida, aunque algunas personas crean que es el dinero, otras crean que es la belleza, otras crean que es el poder. Amor es un bálsamo que transforma corazones, hay que sentirlo, hay que vivirlo, hay que darlo, hay que aprender a recibirlo. Feliz día del amor y la amistad. El amor verdadero nunca pasa de moda, nunca muere, todo lo cree, todo lo soporta, todo lo perdona, el amor no se oculta, si se oculta no es verdadero, el amor es leal, como leal es la amistad. Un abrazo a todos y todas y gracias por el amor que me regalan.

Finalmente les exhorto a manifestar el amor primero a Dios, después a ustedes mismos, a sus familias, sus parejas y todo su entorno.

Edición especial por el día de la amistad del amor y en nuestra reflexión los amigos son ángeles

En nuestra reflexión personal los amigos, son ángeles enviados por Dios. siempre están presentes para apoyarnos, a veces hasta guiarnos y cuando estamos en tiempos difíciles nos dicen tu puedes, y nos impulsan a lograr muchos de nuestros sueños, generalmente los amigos verdaderos no son muchos, pero los reconoces siempre, en los momentos de tristezas son los primeros en llegar sin que le avises, en los momentos de dolor, son los primeros en llamar, y en los momentos de alegría generalmente son los últimos en llegar porque siempre, están ayudando en la organización de la actividad o el evento enfocados en que todo quede bien, y cuando uno viene a darse cuenta ellos han hecho todo por nosotros, hoy es buen día para cultivar la amistad de esas personas que en todo camino y jornada están siempre conmigo, como dice la canción, recuerdo que juntamos pasamos muy duros momentos y tu no cambiaste por fuerte que fueran los tiempos de Roberto Carlos, o Somos amigos tócame a la puerta si es tarde y tus sueños no llegan, apóyate en mi cabeza de Juan Luis Guerra y 440.

Un verdadero amigo es aquel que disfruta nuestros logros, sin sentir envidia, como indica el escritor John C. Maxwell en su Libro Como ganarse a la gente, y que copio textualmente cuidando los derechos de su autor: “ Es imposible hacer algo de valor y relevancia por cuenta propia. Es muy difícil alcanzar el éxito sin ayuda, y si así lo logra, no lo disfrutara sin amigos. La vida es mejor en una comunidad de personas a quienes se ame y que también nos amen. Y concluye diciendo lo siguiente:

“ Mis éxitos solo pueden alcanzarse con otros.

Mis lecciones solo pueden aprenderse de otros.

Mis áreas débiles pueden fortalecerse solo por medio de otros.

Mi valor como persona solo puede ser probada bajo el liderazgo de otros.

Mi influencia puede multiplicarse sólo a través de otros.

Lo mejor que puedo dar solo puede ser recibido por otros.

Mi legado solo puede ser dejado a otros.

Por eso, debo comprometerme con los demás y celebrar con ellos”!

Edición especial día de la Amistad y el amor

En mi reflexión personal los invito hoy a recordar o llamar a todos esos amigos que han sido parte de nuestras vidas, nos sorprenderá que aunque el tiempo pasa, cuando nos ponemos en contacto con un verdadero amigo, es como si el tiempo no se moviera, pues volvemos a conectarnos como antes, porque los amigos son un tesoro, un regalo de Dios, un amigo verdadero nunca se va, demostremos hoy a nuestros amigos lo importante que son para nosotros, no tenemos que esperar al 14 de febrero, hay muchas formas de demostrar aprecio por las personas que nos estiman y nos aceptan tal como somos.

Finalmente les exhorto a manifestar el amor primero a Dios, después a ustedes mismos, a sus familias, sus parejas y todo su entorno.